Es de sentido común

Según el Código Civil, la persona que causa daños a otra tiene la obligación de repararlos. Esta obligación general se traduce en diferentes consecuencias que difieren en términos económicos según el tipo de daño.

¿Qué es el seguro de Responsabilidad Civil?

El Código Civil, advierte que la persona que por acción u omisión causa daños a otra está obligada a repararlo. Pero no sólo se debe responder por los perjuicios que cause a un tercero sino también por los que causen aquellos que estén bajo su dependencia. De este modo, los padres son responsables de los daños que originen sus hijos, si se encuentran bajo su guardia y los tutores de los que causen los menores o incapacitados que están bajo su autoridad. Del mismo modo, los dueños serán los que tengan que responder de los daños que originen sus mascotas.

Para cubrir estas posibles situaciones a las que hace referencia el Código Civil se recurre al seguro de RC. Este producto tiene como misión cubrir los daños materiales y personales así como los perjuicios económicos que el asegurado produzca a un tercero dentro de los límites fijados. A través de un seguro de RC, la compañía garantiza al asegurado su responsabilidad civil extracontractual (cuando no existe relación jurídica convenida entre el autor del daño y el perjudicado) por los daños que éste origine a otras personas de manera involuntaria en los supuestos derivados del riesgo especificado en la póliza. Muchos seguros también ofrecen protección en los casos de culpa y negligencia pero no si ha concurrido dolo o culpa grave.

¿Qué cubre el seguro de RC?

Las coberturas que incluye una póliza de RC pueden ser más o menos dependiendo de la modalidad contratada o de lo que se proteja concretamente. La principal garantía de estos productos es la que tiene que ver con el pago de la indemnización que le correspondería a un perjudicado o a sus derechohabientes (personas que derivan su derecho de otra).

Por otro lado, en caso de que el perjudicado le ponga una reclamación y lleve al asegurado a juicio, la compañía se haría cargo del pago de las costas y gastos judiciales así como de los honorarios de los abogados y del resto de profesionales. Además, si para garantizar la responsabilidad civil del asegurado se le exige la constitución de fianzas, esta póliza suele cubrirla, al igual que los gastos extrajudiciales inherentes al siniestro en los que pudiera incurrir éste. Eso sí, estos costes tienen que realizarse con el consentimiento de la aseguradora.

Tipos de seguros de Responsabilidad Civil

Existe una gran variedad de seguros de RC (que pueden ser contratados de manera independiente o dentro de otros seguros) que cubren la responsabilidad de diferentes personas o bienes derivada del desarrollo de una actividad concreta. La póliza de Coche más sencilla, la que cubriría sólo la responsabilidad civil del vehículo y los conductores, es una de las principales y de las más contratadas. De hecho, la cobertura de RC es una de las que están incluidas en todas las pólizas de Auto, independientemente de la modalidad, y que están obligados a tener todos los vehículos para poder circular.

Qué opina el club. 

El club no tiene control sobre la cobertura y responsabilidad civil de los usuarios que asisten a nuestras salidas, por lo tanto cada usuario es responsable de sus daños propios y de los ajenos que sean de su responsabilidad. Es de obligatoriedad estar en posesión de un seguro para lo que pueda suceder bien sea Federativo o externo.

Entendemos que dependiendo del tipo de uso y económicamente no todos usuarios están dispuestos a desembolsar  una cantidad excesiva de dinero a través de la federación por lo tanto, desde C.C.Nolimits nos hemos puesto en contacto con diferentes compañías de seguros y consideramos que AXA es la compañía que suple con creces las necesidades básicas de cobertura para cualquier tipo de bolsillo.